Última Hora

El Ministerio del Interior de Alemania se opuso a un proyecto ley redactado por el Ministerio de Justicia en el que se usaba solamente el femenino genérico, asegurando que su aceptación iría en contra de la constitución.

La socialdemócrata Christine Lambrecht, a cargo del Ministerio de Justicia, decidió redactar en femenino todos los títulos y funciones que figuran en el proyecto sobre la administración judicial y la insolvencia.

Por ejemplo, el proyecto utiliza genéricamente "directora" en lugar de "director" o "consumidora" en vez de "consumidor".

La iniciativa fue rechazada por el ministerio del Interior, a cargo del conservador de origen bávaro Horst Seehofer, quien espera que el proyecto sea reescrito, indicó el portavoz Steve Alter.

"El masculino genérico, es decir, el uso de la forma masculina de lenguaje, es reconocido para personas de ambos sexos", señaló el portavoz de este ministerio.

En cambio, "el femenino genérico no está hasta la fecha aceptado lingüísticamente, agregó.

El ministerio de Justicia aceptó la revisión del proyecto de ley antes de su presentación en el Consejo de Ministros y aclaró que la redacción del texto "aún no está terminada", según dijo su portavoz, Ariane Keitel.

Esta iniciativa despertó la ira del partido conservador de la canciller Angela Merkel, CDU, que espera una rápida presentación de este proyecto de ley, que evitaría la quiebra de muchas empresas alemanas afectadas por la pandemia.

La ley propone extender el período de tiempo antes de que una empresa se declare insolvente.

"Estimada señora Lambrecht, elija cualquier otra ley para estos trucos", dijo el secretario general del Consejo Económico del Partido Demócrata Cristiano, Wolfgang Steiger.

"El tiempo para reformar la ley se está acabando, pero el Ministerio Federal de Justicia no se lo toma en serio", agregó.

Por su parte, el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) comparó la iniciativa con "el comportamiento provocador de un niño, algo que no es digno de un ministro".

A su vez, la Asociación de la Lengua Alemana (VDS) opinó que "utilizar esta formulación engañosa invita directamente a impugnar una ley".