Última Hora

Por Elías Alvarado

Mario Siles, un costarricense de 60 años, perdió la vida en Queens el martes anterior alrededor de la 1 de la tarde, al caerle un árbol sobre su camioneta donde se encontraba estacionado, esto como consecuencia de los fuertes vientos de la tormenta Isaías que azotó fuertemente el estado de New York.

El costarricense se encontraba realizando un trabajo de construcción en un apartamento junto con su hijo Diego de 27 años, el cual se encontraba en el sexto piso del edificio llevando algunos materiales, el enorme árbol de 15 metros aplastó por completo la camioneta quitándole la vida en el lugar.

Siles tenía 20 años de casado y 13 años de tener su propia compañía de construcción y remodelación junto a su hijo Diego.

María Reynoso, esposa del tico, relató a medios locales que minutos antes del trágico incidente había hablado con su esposo y se pusieron de acuerdo para almorzar juntos y 20 minutos después recibió otra llamada con la fatal noticia.

Expresó que pasando la pandemia desea trasladar los restos de Mario a Costa Rica para darle así más tranquilidad y consuelo a su familia.

Dos días han pasado y miles de personas siguen sin luz en New York y New Jersey.

La compañía eléctrica de New York Edison reportó que se trata del segundo apagón más grande que les ha tocado enfrentar, después del huracán Sandy en el año 2012.

Se estima que 2.5 millones de personas en New York han sufrido el corte eléctrico, muchos de ellos hasta el día de hoy continúan sin electricidad, condados como Rockland y Wetschester prevén que el servicio sea restablecido en varios días inclusive en algunos sectores podría tomar semanas.

Phil Murphy gobernador de New Jersey dijo hoy que 1.4 millones de hogares perdieron el servicio eléctrico, muchos establecimientos como gasolineras, ferreterías, supermercados y restaurantes permanecen cerrados.