Última Hora

Una bebé recién nacida fue rechazada por siete familias en Nápoles, Italia, pero fue un hombre soltero quien decidió adoptarla.

De acuerdo con medios de prensa locales, la bebé fue abandonada por su madre en el hospital donde vio la luz, porque la pequeña nació con síndrome de Down. Los responsables del centro médico no lograron saber quién es el padre.

Funcionarios de familia buscaron entonces a siete familias que están en lista de espera para adoptar, pero las siete se negaron a acoger a la bebé.

Fue entonces cuando un hombre soltero se acercó al Tribunal de Menores de Nápoles y pidió adoptar a la menor.

El Tribunal aceptó en vía excepcional el pedido del hombre, aunque al inicio consideró que la condición de soltero era "poco adecuada" para encargarse de la crianza de la pequeña.

Ahora el hombre estará en un periodo de prueba de 10 meses; al término de ese plazo las autoridades determinarán si él es apto o no para convertirse en el padre de la bebé.