Última Hora

Al menos 45 viviendas de material ligero fueron arrasadas por un incendio este jueves en un asentamiento irregular en la ciudad de Antofagasta, en el norte de Chile, informó la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

El fuego consumió docenas de estas casas -construidas de madera y lata- en la zona norte de la ciudad de Antofagasta, a más de 1.300 km al norte de la capital, en el asentamiento conocido como Villa Esperanza.

El incendio dejó cerca de 180 personas damnificadas, para quienes se habilitó un albergue y un comedor para brindar ayuda, indicó la Onemi. También resultaron heridos dos bomberos.

Este tipo de asentamientos, conocidos en Chile como campamentos populares, existen en muchas ciudades del país austral como solución habitacional improvisada para personas que no disponen de recursos para acceder a una vivienda convencional.

Su incremento en los últimos años es un reflejo del aumento de la pobreza en un país donde se creía controlada durante las décadas de bonanza económica tras el término de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La pandemia de coronavirus golpeó nuevamente al país cuando la economía salía a flote.

En el último año se contabilizaron 167 nuevos campamentos. 

Unas 81.643 familias viven actualmente en 969 asentamientos autoconstruidos. En 2019, los campamentos totalizaban 802 y en ellos residían 47.050 personas, según un catastro de la Fundación Techo.

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo indicó a la AFP que ante la proliferación de asentamientos el año pasado inició la construcción de 55.000 viviendas, y prevé otras 70.000 para 2021.