Última Hora

Una niña de tan solo cinco años, murió en Gales, cuando su médico de cabecera se negó a atenderla por llegar junto a su madre cuatro minutos tarde a una cita.

La pequeña Ellie May falleció horas después, debido a un ataque de asma que su médico se negó a tratar debido al atraso de la madre.

La mujer aseguró a medios del Reino Unido que al llegar cuatro minutos después de lo establecido la médico le dijo a la recepcionista, "No, no la voy a ver, ha llegado tarde", a pesar de la grave situación de salud de la pequeña.

Doctora fue suspendida seis meses con sueldo completo tras la muerte de Ellie en Newport y acordó elaborar un escrito en el que asegurase que no volvería a hacer una cosa así, según informa metro.co.uk.

Esta situación provocó la molestia popular en Newport, por lo que desde ya activistas buscan una reforma para evitar que los médicos culpables de este tipo de negligencias sean castigos fuertemente.