Última Hora

El Barcelona inició la cuenta atrás para conocer a su nuevo presidente, tras cerrarse los centros de votación e iniciarse el escrutinio, con un sondeo de la televisión catalana apuntando a una victoria de Joan Laporta.

Los socios del club han ido desfilando durante doce horas, desde que los centros abrieron a las 8h00 GMT, para depositar su voto.

Entre ellos figuró el capitán azulgrana Leo Messi, que acudió a votar por primera vez en unas elecciones azulgranas, acompañado por su hijo Thiago.

El argentino depositó su voto pasadas las 10h30 GMT en el estadio Camp Nou, tras lo cual se hizo varias fotos con aficionados que no dejaban de gritarle "Messi quédate".

Junto a él también desfilaron por el Camp Nou muchas figuras azulgranas como Sergio Busquets, el exjugador Carles Puyol o el exentrenador y actual seleccionador español, Luis Enrique Martínez.

A las 19h00 GMT, ultimo dato publicado, habían votado 55.676 socios, contando el sufragio presencial y por correo, de los 110.290 socios llamados a la urnas.

Una participación que apunta a histórica, pese a tratarse de una votación celebrada en medio de grandes medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus, con distanciamiento físico, mascarilla obligatoria y gel hidroalcohólico.

De esta manera, la participación podría estar cercana al récord marcado por las elecciones de 2010 con 57.088 votos, en las que Sandro Rosell sucedió a Joan Laporta.

Los electores deben escoger entre tres candidatos: el expresidente Joan Laporta (2003-2010), el gran favorito según la prensa catalana; Toni Freixa o Víctor Font.

Un sondeo a pie de urna de la televisión pública regional catalana tras el cierre de los centros de votación, da por ganador a Laporta con el 58,3% de los votos, frente al 31,3% de Victor Font o el 9,3% a Toni Freixa.

'Las elecciones más importantes'

El favorito fue el primero de los tres candidatos en depositar su voto en una mesa del Camp Nou a las 09h00 GMT.

"Son las elecciones más importantes de la historia del Barça. He salido a votar y ha salido el sol. Animo a todo el mundo que venga a votar, que participen. Una alta participación siempre es mejor; somos un club vivo", dijo Laporta a los medios del club.

En la misma dirección se expresó su contrincante Font: "Son las elecciones más importantes de la historia contemporánea del club".

"Es un gran momento para pasar página", añadió Font invitando a todos los socios a votar, asegurando que "es un gran momento para que económica e institucionalmente podamos dar consistencia a la parte deportiva".

También votó Toni Freixa, que animó a votar porque "cuanta más participación más legitimidad tendrán el presidente y la junta directiva escogidos".

Además del Camp Nou, la elección a la presidencia del Barça también contó por primera vez con otros seis centros de votación repartidos por Cataluña y en la vecina Andorra.

El ganador de estas elecciones tendrá entre sus prioridades mantener en el club a Messi, que termina contrato en junio y aún no ha renovado.

Junto al tema Messi, también tendrá que enderezar las maltrechas cuentas del club azulgrana, lastradas por una gran deuda de 1.173 millones de euros (1.426 millones de dólares), según la memoria económica 2019/2020.

Y ante todo, devolver la estabilidad institucional a un club, que lleva más de tres meses con una dirección interina.

Desde la dimisión el 27 de octubre del último presidente, Josep Maria Bartomeu, en libertad con cargos dentro del denominado caso 'Barçagate', una comisión gestora, liderada por Carles Tusquets, dirige el club.