Última Hora

Parte de la izquierda chilena opositora presentó este domingo una acusación constitucional contra el exministro de Salud Jaime Mañalich por poner "en riesgo la vida y la salud de la población" con su desempeño durante los meses más críticos de la pandemia de covid-19.

"Consideramos que el exministro de Salud, y así lo dejamos en claro en el documento, infringió gravemente la Constitución y las leyes, colocando en riesgo la vida y la salud de la población. Además, ocultó datos de forma deliberada y cometió faltas a la probidad", indicó la diputada Claudia Mix del partido Comunes, parte del Frente Amplio, y una de las impulsoras de la acción.

Mañalich estaba al cargo de la cartera sanitaria el 3 de marzo, cuando se registró en Chile el primer caso de coronavirus, que ha dejado 434.748 contagios registrados y más de 16.000 muertos entre sospechosos y confirmados.

El ministro fue destituido el 13 de junio, cuando el país estaba inmerso en la pandemia, ya con 167.355 contagiados y 3.101 fallecidos, en pleno máximo de contagios diarios y con el sistema hospitalario en situación crítica. Lo sustituyo Enrique Paris.

Tres meses después, los parlamentarios opositores entregaron la acusación constitucional en su contra, en un país en pleno proceso de desconfinamiento progresivo, con la pandemia estabilizada en unos 2.000 casos nuevos y alrededor de 50 decesos al día.

"Las políticas públicas mal implementadas han significado el fallecimiento de más de 16.000 personas, entre casos confirmados y probables. Era nuestro deber presentar esta acusación. La historia nos va a juzgar si no hacemos lo que corresponde. No podemos avalar la impunidad", agregó Mix.

Chile se encuentra todavía, y hasta mitad de diciembre, bajo estado de excepción por catástrofe y con toque de queda nocturno, y permanece con las fronteras, las escuelas e institutos cerrados. Según los datos de la estadounidense Universidad Johns Hopkins, es el séptimo país de América y el undécimo del mundo con más contagios.