Última Hora

Tras dejar grandes daños y decenas de muertos y de desaparecidos en Centroamérica, Eta se aproxima este sábado a Cuba como una fuerte tormenta tropical.

"Sus vientos máximos sostenidos se han incrementado hasta 95 kilómetros por hora, con rachas superiores", dijo el Instituto de Meteorología, y no se descarta que llegue a Cuba en horas de la noche como huracán (119 km/h).

La mayor preocupación en la isla son las lluvias. "Eta se aproximará desde la noche de hoy a los mares al sur de la región central de Cuba, incrementando las lluvias en gran parte del archipiélago, que pueden ser fuertes e intensas", dijo el Instituto.

Pero esas amplias bandas de lluvias llegarán a un país cuyos suelos están saturados de agua por recientes lluvias, y muchos embalses se encuentran llenos, por lo cual crece el peligro de inundaciones, advirtió la Defensa Civil.

Eta ingresó el martes a Nicaragua como un potente huracán categoría 4 y se fue debilitando al tocar tierra a depresión tropical, sin embargo provocó a su paso torrenciales lluvias que han dejado unas 200 víctimas entre muertos y desaparecidos en Centroamérica.

El país más afectado ha sido Guatemala, donde Eta dejó 150 desaparecidos. Socorristas y militares buscaban el sábado los cuerpos de los habitantes de una aldea indígena al norte del país que quedó bajo el lodo tras un deslave.

En Honduras, las fuertes inundaciones en el norte y noroeste del territorio dejaron 23 muertos, según las autoridades.

Al salir al mar Caribe, Eta pasó rápidamente de depresión a tormenta favorecido por las aguas cálidas y ahora amenaza con llegar a Cuba con fuerza de huracán.

"Se esperan condiciones de tipo tormenta tropical asociadas con Eta en las islas Caimanes y Cuba esta noche", advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

El NHC prevé también "vientos dañinos de la fuerza de una tormenta tropical el domingo por la noche, con posibilidad de vientos de la fuerza de un huracán, en los cayos de Florida y partes de la península de Florida del sur". 

- "Alarma" en el centro -

La Defensa Civil decretó fase de alarma para la provincia de Matanzas (oeste) y las de Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila (centro).

Desde el amanecer se suspendieron el transporte por trenes y ómnibus en la isla, así como por mar a la Isla de la Juventud, al sur de La Habana.

Esos territorios comenzaron ya la evacuación de miles de personas a lugares seguros, con alimentación y asistencia médica; así como se "alivian" algunos embalses de agua, en vista a las fuertes lluvias que acompañan a Eta.

La televisión local comenzó una programación especial continua para informar a la población.

Según los últimos estimados, Eta debe atravesar Cuba de sur a norte en la madrugada del domingo, para salir al estrecho de la Florida y girar al oeste.

Este es uno de los últimos ciclones de una temporada récord que va desde 1 de junio al 30 de noviembre en el Atlántico.

El cambio climático produce un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo cual genera huracanes y tormentas más poderosos y con mayor cantidad de agua, constituyendo una amenaza más peligrosa para las comunidades costeras, según estudios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). 

El incremento de estos fenómenos, sumado a la elevación del nivel de los océanos, puede ser potencialmente devastador, indican.

El último ciclón que afectó a Cuba fue la tormenta Laura, que el pasado 24 de agosto tocó tierra tras bordear casi toda la isla de este a oeste por su costa sur, aunque  causando daños materiales mínimos y ninguna muerte.