Última Hora

Una madre estadounidense murió en un incendio, pero logró salvar a su hija al lanzarla por la ventana de la casa donde se encontraban.

Shelby Carter, una joven de 21 años, ató a su bebé a un asiento para niños de carro y este a la baranda del segundo piso de la vivienda y así la lanzó a la pequeña por la ventana, lo que salvó la vida de la menor.

Según Ed Foglesonger, jefe del Departamento de Bomberos de Wyoming, Illinois, en declaraciones a medios estadounidenses, la mujer “fue una heroína al poner a su bebé en un asiente para auto y lanzarla por la ventana”.

El informe de los bomberos determinó que Carter murió por la inhalación de humo y que de no haber lanzado por la ventana a su hija, hubiera corrido la misma suerte.

Los bomberos llevaron rápidamente al bebé a un hospital cercano. Fue dada de alta y ahora está bajo el cuidado de familiares.

La muerte de la joven fue un duro golpe para el poblado donde vivía, más aún que un día antes ella había celebrado su cumpleaños número 21, relatan medios internacionales.