Última Hora

Por Elías Alvarado

Hasta ahora, más de 6,6 millones se han infectado por COVID-19 en Estados Unidos desde el comienzo de la pandemia. al menos 197.633 personas han fallecido, la CDC proyecta que habrá hasta 218.000 mil muertes para el 10 de octubre, por lo que instan a la población acatar lo que han recomendado desde el inicio de la pandemia.

El principal médico del país, el Dr. Jerome Adams director general de sanidad, dijo que Estados Unidos no debe esperar a que una vacuna esté disponible para poder controlar el coronavirus.

El Doctor señaló que las medidas para frenar el virus ya están a nuestro alcance, poniendo como ejemplo a New York, el estado implementó una de las primeras órdenes de confinamiento en Estados Unidos y reabrió las regiones solo cuando cumplieron con varios requisitos de salud. En las últimas semanas, Nueva York ha mantenido una tasa de infección inferior al 1%.

Por más simple que parezca para muchos y hasta irónico para otros, Adams dejó muy claro que el uso de mascarillas es la manera más efectiva de aplanar la curva y bajar la tasa de contagio y calificó esta medida tan efectiva como el confinamiento.

Como ya han señalado las autoridades médicas no hay certeza de la rapidez con la que llegará a estar disponible una vacuna contra el Covid-19, el presidente Trump insiste en que estos expertos probablemente no han comprendido el panorama y que antes de noviembre estará disponible la vacuna.

“Habremos fabricado al menos 100 millones de dosis de la vacuna antes del final de año, y probablemente muchas más" dijo Trump que añadió "millones de dosis estarán disponibles cada mes y esperamos tener suficientes vacunas para todos los estadounidenses en abril".

Como vemos se sigue repitiendo la dinámica, los expertos no dan esperanzas prontas en cuanto a una vacuna segura, pero el presidente anuncia vacunación masiva en un futuro muy cercano.