Última Hora

La Habana, Cuba | Cuba mantiene contactos con "más de 30 países" para tratar lo relacionado con sus cinco proyectos de vacunas contra el coronavirus, indicaron este miércoles autoridades sanitarias de la isla, advirtiendo que no firmarán "ningún contrato" que no puedan cumplir.

"Hay un déficit de vacunas en el mundo muy grande y todos los días nosotros estamos recibiendo solicitudes de muchos lugares del mundo", dijo en conferencia de prensa Mayra Mauri, vice-presidenta del grupo estatal BioCubaFarma.

Actualmente, "estamos desarrollando intercambios muy intensivos con más de 30 países", añadió Mauri y precisó que la isla seguirá "un principio fundamental: nosotros no vamos a firmar contratos que no podamos cumplir".

La semana pasada, la ministra de Salud de Argentina, Carlos Vizzotti, realizó una visita de trabajo a Cuba y ambos países firmaron un acuerdo con el que ratificaron su voluntad de colaborar en la producción de los inmunizantes anticovid desarrollados en la isla.

"Las conversaciones giraron alrededor de (...) el interés de Argentina de poder contar con las vacunas cubanas", agregó Mauri.

Otras naciones como Irán, México y Venezuela también han mostrado interés en los candidatos cubanos a vacunas que, en caso de aprobación, serían las primeras concebidas y producidas en América Latina.

De los cinco proyectos, dos están en fase final de ensayos clínicos y la autorización oficial está prevista para este mes.

Sin embargo, ante el repunte de los contagios, el gobierno emprendió una campaña de vacunación en poblaciones de riesgo el 12 de mayo. Las autoridades esperan haber vacunado al 70% de la población para finales de agosto.

Consultada por la falta de publicaciones científicas independientes que validen las primeras fases de los ensayos clínicos, los científicos cubanos aseguraron estar "listos para publicar", pero denunciaron varios rechazos de sus textos por parte de las revistas científicas.

"¿Es el bloqueo (estadounidense contra Cuba)?, ¿Es discriminación?", se preguntó la doctora Marta Ayala, directora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), cuyos científicos desarrollaron uno de los dos candidatos en fase final de ensayos.

"Sí estamos publicando, no estamos escondiendo ningún resultado", añadió el doctor Vicente Vérez, director del Instituto Finlay de Vacunas, que trabaja en el otro proyecto de vacuna que está en la recta final.

"Sí hay menosprecio en las revisas (...) de las publicaciones que vienen de Cuba y de América Latina, de países realmente considerados como inferiores en ciencia", apuntó Vérez.

Bajo embargo de Estados Unidos desde 1962, Cuba comenzó a desarrollar sus propias vacunas en la década de 1980 y actualmente cerca del 80% de las que incluye en su programa de inmunización son fabricadas en la isla.