La plataforma Uber tendrá que suspender sus actividades en Colombia por competencia desleal y prestar irregularmente el servicio público individual de transporte, anunció este viernes la autoridad de mercado y comercio.

La Superintendencia de Industria y Comercio ordenó que la empresa cese "de manera inmediata (...) los actos de competencia desleal declarados y que se ejecutan haciendo uso de la aplicación 'Uber'".

También dispuso "que de manera inmediata cesen la utilización de contenido, acceso y prestación del servicio de transporte individual de pasajeros". 

Los "efectos (de la medida) son de inmediato cumplimiento", agregó.

La determinación, de primera instancia y sujeta a apelación, fue notificada tras una demanda de taxistas contra Uber, a la que acusan de prestar su servicio de manera irregular violando las normas que rigen el mercado, y de "desviación de la clientela". 

El funcionamiento de Uber como aplicación digital estaba permitido por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, aunque la prestación del servicio de transporte de vehículos con conductor (VTC) es ilegal. 

La empresa había cuestionado el vacío en la regularización. Uber paga el impuesto del IVA y está autorizada para publicitarse en medios, pero la policía puede sancionar a sus conductores.

La firma estadounidense tiene más de 88.000 conductores en varias ciudades de Colombia y asegura que moviliza a dos millones de usuarios al mes.

Uber llegó a Colombia en 2013 y desde entonces se han sumado otras aplicaciones con servicios similares, ante el rechazo de sindicatos de choferes y propietarios de taxis, que en varias ocasiones han protestado en las calles contra sus competidores.

Las protestas se han extendido en otras ciudades del mundo donde la presión ha conseguido incluso el retiro de estas aplicaciones. 

Por ejemplo, Uber no opera en Cataluña, Bulgaria, Hungría, Dinamarca y el norte de Australia.