Última Hora

La Casa Blanca negó enfáticamente este viernes que vaya a utilizar a la Guardia Nacional para combatir el ingreso de indocumentados a los Estados Unidos.

La afirmación de la Casa Blanca surge después de que la agencia AP diera a conocer un plan donde 100.000 miembros de la Guardia Nacional participarían en las redadas contra inmigrantes principalmente en los estados de la frontera sur estadounidense.

“No hay esfuerzo alguno en marcha para usar a la Guardia Nacional para detener a inmigrantes ilegales”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer. “Es 100% falso”, insistió.

El plan revelado por AP propone emplear a los miembros de la Guardia Nacional de hasta once Estados en tareas “de un agente migratorio en relación con la investigación y detención de indocumentados en Estados Unidos”.

Esto significaría impacto para la comunidad inmigrante en los Estados Unidos ya que en esos once estados residen casi la mitad de los más de 11 millones de indocumentados que se estima viven en el país.

La semana pasada, la policía de inmigración realizó redadas en doce estados que llevaron a la detención de 680 personas.