Última Hora

Los últimos 30 años de su vida Johnny Jennings, un anciano de 86 años de Georgia, los ha pasado reciclando. La decisión la tomó para pasar más tiempo con su único hijo, Brent, quien desde pequeño lo acompañaba a recoger latas y venderlas.

Desde entonces, Jennings decidió meter el dinero en una cuenta de ahorro y ahora, con $400.000 en el fondo (más de ₡200 millones), decidió donarlo todo a la caridad, según confirmó ABC News.

Jennings apoya a un orfanato de su ciudad con el que desarrolló cariño y al que prometió no dejar de ayudar mientras pudiera.

Su hijo asegura que sus padres han sido "una mamá y un papá para miles de niños", y afirma que su padre no ve los $400.000, sino "las caras de los niños".