Última Hora

Costa Rica es uno de los finalistas a los premios del medioambiente, creados por el Príncipe William, hijo de la Reina Isabel II: los Earthshot Prize. Estos buscan impulsar soluciones innovadoras a los problemas del planeta.

Nuestro país participa con el Programa de Pago de Servicios Ambientales del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

Se trata de un plan pionero que paga a los ciudadanos para que restauren los ecosistemas naturales, lo que ha hecho renacer la selva tropical. Existe desde 1997, financiado por el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo), y está dirigido a los dueños de terrenos privados que deseen proteger el bosque o establecer plantaciones forestales.

La Asociación Conservacionista de Monteverde (ACM), que alberga la reserva de bosque privada más grande del país, es uno de los participantes. Ellos reciben unos 52 millones de colones, anualmente, como parte del contrato. 

Teletica.com conversó con el director de Asuntos Territoriales de la ACM y el Bosque Eterno de los Niños (BEN), Yuber Rodríguez, quien explicó la manera en la que trabajan con el programa.

¿Qué tiene de especial el proyecto tico que llamó la atención del Príncipe Guillermo? Se lo contamos en la siguiente entrevista.

¿Cuáles son los principales beneficios del programa?

Nosotros, como organización no gubernamental sin fines de lucro, nos dedicamos a la conservación. Nuestro trabajo es lograr mantener las áreas de bosque, rehabilitar algunas como en potreros, bosques secundarios o áreas en regeneración y lograr que se conviertan y se consoliden como bosque. Tomamos el programa para contribuir con todas las actividades que hacemos, para mantener y construir el bosque.

¿Qué ganan ustedes, como empresa, al ser parte?

Para ACM, que participa desde hace 24 años en el programa de PSA, este programa es el complemento ideal para alcanzar continuamente la misión de la organización, así como la consolidación del área protegida (BEN). 

Los principales beneficios que recibimos con la participación es el incentivo económico y reconocimiento, tanto institucional como jurídico, en la protección ambiental que realizamos. Por su parte, el Gobierno recibe todo nuestro esfuerzo para asegurar la protección ambiental de áreas de gran importancia para desarrollo económico, social y ambiental, unido a los servicios ambientales que brindan estás áreas para la sociedad y el país en general. 

Los servicios ambientales reconocidos son fijación y almacenamiento de gases de efecto invernadero, protección de recurso hídrico para consumo humano, animal, así como para el desarrollo hidroeléctrico, protección de biodiversidad y la belleza escénica.

¿Cuánto financiamiento les dan al año, según el contrato?

El programa ha variado en el transcurso del tiempo de forma irregular. Inicialmente, se establecían contratos de cinco años, ahora se han estado estableciendo contratos de 10 años. Estos se pagan de forma anual. 

Específicamente, para el Bosque Eterno de los Niños, nosotros recibimos del Programa de Pago de Servicios Ambientales aproximadamente 35 mil colones al año por cada hectárea que se logre colocar. Tenemos colocaciones de 1.500 hectáreas en el programa (es decir, al menos 52 millones de colones al año).

Esto depende, eso sí, de la categoría en la que estamos participando, esos 35 mil colones es el reconocimiento que se hace por la protección de bosque, pero hay otras categorías que pagan un poco más como la de protección de recurso hídrico, que puede estar pagando unos 45 mil colones por hectárea por año.

¿Qué acciones ejecutan ustedes con ese dinero?

Algunas actividades que podemos financiar con la participación en el programa de PSA son el mantenimiento y la delimitación periódica del área protegida, el control y monitoreo de la reserva con nuestro programa de guardaparques, programas de reforestación, investigación y programas de educación ambiental para niños, jóvenes e incluso familias vecinas al área protegida.

¿Implica algún tipo de sacrificio para el propietario? 

Sí, hay que ser claros. El Servicio Ambiental es un reconocimiento, es un incentivo, un complemento, pero no es el financiamiento total. El propietario también tiene que poner de su parte, esfuerzo económico y físico, para el mantenimiento de las áreas que están dentro del programa.

¿Cuál es la importancia de este proyecto a nivel mundial?

El programa de Pago de Servicios Ambientales ha sido como la bandera de conservación del país, en el sentido de que es la carta de presentación que tenemos a nivel internacional. Es un programa muy exitoso que ha sido innovador y exclusivo para Costa Rica, entonces es uno de nuestros puntos más altos en materia de conservación.

Este premio aspira a ser el Nobel del Medioambiente, ¿qué significa para ustedes ser parte de él? 

Quedar seleccionados entre las 15 mejores soluciones para los retos medioambientales del mundo, con nuestro programa de PSA, es un importante reconocimiento al liderazgo ambiental, así como a los esfuerzos del país y el visionario e innovador programa de Pago de Servicios Ambientales. Si se logra obtener el premio, será un estímulo importante para la continuidad, más en etapas post pandemia, donde se ha visto ampliamente afectado, imposibilitando la colocación de proyectos nuevos durante este 2021.