Por Teletica.com Redacción |25 de septiembre de 2017, 11:18 AM

El terremoto que azotó brutalmente la capital mexicana y otras zonas del sur del país sorprendió a un grupo de especialistas que realizaba una operación a corazón abierto.

Según informa el sitio de Aristégui Noticias, el terremoto de magnitud 7,1 y que ha dejado más de 300 muertos sacudió los cimientos del hospital La Raza, al oeste de la Ciudad de México.

Ese momento unos médicos, enfemeras y asistentes estaban en sala de cirugías atendiendo el caso de una bebita de 22 días de nacida, que vino al mundo con una malformación en su corazón.

El personal decidió esperar a que el sismo terminara y continuó con la operación, agregó el sitio de noticias, que destacó la entrega y compromiso del personal del centro médico.