Última Hora

Los hechos ocurrieron cerca de las 21.00 horas (03.00 GMT) del jueves (7.01.2021) en una casa ubicada en el barrio de Arboledas de San Rafael, donde se llevaba a cabo el velatorio, informó la Secretaría de Seguridad Pública de Celaya.

Al lugar llegaron sujetos fuertemente armados y dispararon contra los asistentes.

De acuerdo con las autoridades locales, el saldo de la agresión fue de nueve personas muertas, todas ellas de género masculino, y uno más quedó herido.

La masacre generó la movilización de agentes de seguridad de los tres niveles de gobierno; sin embargo, hasta ahora no se ha informado sobre la detención de los responsables.

Esta es la segunda masacre del 2021 que ocurre en Guanajuato, entidad con cerca de 6 millones de habitantes y ubicada en la región centro de México.

Apenas el pasado 4 de enero, en el municipio de León, fueron acribilladas cinco personas que se encontraban en un departamento, cuatro fallecieron en el lugar y uno más falleció mientras era atendido en el hospital.

Recrudecimiento de la violencia en Guanajuato

Ambos hechos son reflejo de la violencia que desde el 2018 se ha recrudecido en Guanajuato, entidad que desde ese año concentra la mayor cantidad de homicidios dolosos en el país.

Esto, a decir de las autoridades locales, es producto de la disputa entre distintos grupos del crimen organizado, principalmente el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel Santa Rosa de Lima.

Nueve de cada 10 asesinatos estarían vinculados con este fenómeno, de acuerdo con lo dicho por el secretario de Seguridad Pública del estado, Alvar Cabeza de Vaca.

Las cifras oficiales establecen que en 2020, hasta noviembre, en Guanajuato fueron asesinadas 4.190 personas, 1.547 casos más que el segundo lugar en homicidios, que es el turístico estado de Baja California.

En tanto, a nivel nacional, las autoridades federales estiman que al cierre del 2020 fueron asesinadas 34.523 personas, lo que representaría un decremento del 0.4 por ciento en relación con el 2019, año en el que los homicidios dolosos registraron la cifra récord de 34.648 víctimas.

CP (efe, afp)