Última Hora

Costa Rica firmó un contrato con representantes de las empresas Pfizer y BioNTech para la fabricación y suministro de la vacuna contra el COVID-19.

Este trámite, concretado por el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), consolida el acuerdo anunciado el 1° de octubre anterior.

Las autoridades negociaron 3.000.075 dosis, lo que permitirá que millón y medio de costarricenses reciban las dos aplicaciones necesarias.

“Nuestra prioridad y compromiso primordial es proteger la salud y la vida de la ciudadanía frente a la pandemia, por eso muy temprano tomamos la decisión de negociar con Pfizer y BioNTech, así como con otras empresas y mecanismos, para garantizarnos acceso temprano y oportuno a las vacunas", dijo el presidente de la República, Carlos Alvarado.

El contrato está vigente desde el 1° de diciembre y hasta que se entreguen todas las vacunas acordadas. Estarían llegando al país a lo largo del próximo año.

"Se realiza un trabajo interinstitucional que permite no solo disponer en el menor tiempo posible de las primeras dosis de vacunas, sino también suplir todos los requerimientos logísticos que supone la estrategia de vacunación”, agregó el presidente de la CNE, Alexánder Solís.

Costa Rica, por medio de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología, se unió al mecanismo COVAX-Facility, que contempla una cobertura poblacional de poco más de un millón de personas.

Además, existe un acuerdo con AstraZeneca para adquirir un millón de dosis de su vacuna candidata contra el COVID-19, desarrollada con la Universidad de Oxford.