Última Hora

El alcalde de Moscú, Sergéi Sobyanin, anunció el jueves una ligera flexibilización de las medidas de lucha contra el coronavirus en la capital rusa, argumentando sobre todo el éxito de la campaña de vacunación.

"La situación relativa a la propagación de la infección inspira un optimismo prudente", escribió en su página web, señalando que el número de nuevos casos diarios --entre 2.000 y 4.000 por día la semana pasada-- era "netamente menor que a finales de diciembre".

"La tasa de vacunación ha aumentado considerablemente. Más de 220.000 moscovitas ya han recibido una protección fiable contra el virus", añadió.

Esta semana, Rusia puso en marcha oficialmente una campaña de vacunación masiva.

Todas las categorías de población pueden ahora recibir la vacuna Sputnik V, registrada a finales de agosto incluso antes de que concluyan los ensayos clínicos.

Entre las medidas anunciadas por el alcalde moscovita figuran la reapertura "en régimen normal" de los colegios o escuelas de deporte, la reapertura de museos, bibliotecas y lugares de cultura, así como el aumento del aforo en teatros o cines, que pasa de 25% a 50%.

En cambio, los bares y restaurantes seguirán cerrando a las 23H00, las empresas tendrán que asegurarse de que al menos 30% de sus empleados estén en teletrabajo y que los mayores de 65 años o las personas con enfermedades crónicas sigan estando confinadas, una medida muy poco aplicada.