Última Hora

El Gobierno lanzará esta semana un “proceso de escucha y diálogo” con diferentes sectores para conocer sus posiciones sobre el acuerdo de giro o “stand-by” con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por $2.250 millones.

La intención de las autoridades de Gobierno es llevar al organismo una propuesta consensuada sobre los compromisos que el país asumiría de cara a esa negociación.

“No van a ir solo a esperar las condiciones que proponga el FMI. Queremos irle a decir al Fondo lo que hablamos con Costa Rica, no decirle a Costa Rica lo que nos dice el Fondo”, aseguró el ministro de Hacienda, Elian Villegas.

La afirmación llegó en medio de la comparecencia que rindió este lunes el ministro a los diputados por este y otros temas.

El ministro aseguró que este acuerdo no solo será vital para el financiamiento del próximo año sino además para mejorar la imagen y calificación del país de cara a una futura emisión de nuevos eurobonos por $4.500 millones que se presentará el primer semestre del 2021.

Villegas no brindó mayores detalles sobre el contenido de ese acuerdo y solo reiteró que solo se ha contemplando la venta de BICSA y FANAL y que el aumento del IVA sigue al final de las posibilidades.

El jerarca aseguró dentro de su presentación que la apremiante situación fiscal obligará a encaminar un nuevo ajuste fiscal que traería “tributos solidarios y progresivos”.

Villegas afirmó que estos irán dirigidos “a la propiedad y rentas altas” pero no precisó de qué forma, pues insistió en que esas decisiones primero serán discutidas y “socializadas” antes de ser presentadas formalmente.

Sí recordó que es inconstitucional gravar doblemente una misma cosa, por lo que todo apuntaría a que se trataría de un aumento en los impuestos actuales en lugar de uno nuevo.