Última Hora

La Contraloría General de la República desmintió, este jueves, que la respuesta enviada a la defensora Catalina Crespo sobre su rol consultivo funcione de forma alguna como un criterio válido para respaldar el cambio de estatuto decretado por la funcionaria.

El ente contralor aseguró que se limitó a responder la consulta enviada por Crespo el 21 de julio anterior, donde preguntaba cómo funciona ese órgano “con el fin de mejorar el funcionamiento del Consejo de Directores existente en la Defensoría de los Habitantes”.

“Es indispensable indicar que la CGR no ha emitido criterio alguno sobre la forma de organización interna que la normativa determina para la Defensoría de los Habitantes y, en modo alguno, podría considerarse la explicación sobre nuestra forma de organización interna como criterio emitido para la Defensoría de los Habitantes”, dijo la Contraloría esta mañana.

La respuesta llega luego de que la Defensoría enviara una aclaración a primera hora del día donde defiende el cambio de estatuto y refuerza la legalidad de este: desintegra el Consejo de Directores como órgano asesor y de control de la institución y permite que ahora sea Crespo quien designe a sus integrantes.

“La respuesta de la Sra. Contralora, permite zanjar una serie de dudas y cuestionamientos que se habrían generado durante las últimas semanas en nuestra institución, por lo que mediante Acuerdo N°2290, se decidió modificar el artículo 29 y 29 bis del Estatuto Autónomo de Organización, Acuerdo N°528-DH”, dijo hoy la Defensoría.

“Aclaramos que no es responsabilidad del órgano contralor ni su competencia dar criterio sobre dicho tema; de modo que las decisiones que haya tomado la Defensora no se basan en ningún criterio generado por la Contraloría para tal efecto”, aclaró la Contraloría.

La posición significa un nuevo golpe a la labor de Crespo frente a la institución, luego de que este miércoles más de 80 funcionarios de la Defensoría (incluidos todos sus directores) enviaran una carta a los diputados donde piden se conforme una comisión que investigue el accionar de la Defensora.

El divorcio entre Crespo y su Consejo Director se hizo oficial luego de que este le solicitara en junio anterior su renuncia, una posición que también comparte la mayoría de funcionarios de la institución y un grupo de diputados.

Los legisladores acordaron crear una comisión para evaluar el accionar de Crespo y determinar, previo informe, si se destituye o no, pues esto es potestad del Poder Legislativo.