Última Hora

El presidente de la República, Carlos Alvarado, dijo que el aumento de contagios de COVID-19 y las nuevas variantes detectadas en el país obligaron a implementar, de nuevo, la restricción vehicular sanitaria los fines de semana. 

Según el mandatario, en Semana Santa aún no había indicadores de incremento de casos y, por eso, no se implementaron medidas. Insiste en que ahora, como sí los hay, es necesario dividir placas pares e impares.

“Los niveles de contagio han aumentado y hay nuevas variantes del virus identificadas en el país y no necesariamente se comportan igual que la variante tradicional. La restricción vehicular es para proteger las vidas y esta situación que vivimos es complicada para todos”, comentó Alvarado.   

Las críticas hacia el Gobierno han llegado desde varios sectores, especialmente del productivo. Representantes de comercio, bares, restaurantes y exportadores criticaron que no se informara con tiempo, además consideran que la restricción es "inoportuna" en momentos de crisis económica.

El Presidente dijo que entiende la molestia de la población "porque no hay nada más bonito que la libertad". Sin embargo, aunque estas restricciones incomodan, aseguró que son necesarias para aplacar la curva de contagios.

“Lo más importante con las medidas es que la gente se cuide porque esto no ha terminado, entiendo que hay fatiga porque tenemos más de un año en pandemia, pero esto sigue. Los indicadores de contagio han aumentado y los expertos nos alertan de que es necesaria la restricción, por eso la hemos implementado”, agregó Alvarado.

Youtube Teletica