Última Hora

La agencia calificadora S&P recortó este martes un escalón la nota de Costa Rica a "B" por dudas sobre la implementación de las reformas estructurales y el efecto de la pandemia en la economía. 

"Esperamos una contracción más aguda del PIB de Costa Rica y un mayor deterioro fiscal en 2020 y 2021", dijo la agencia crediticia en un comunicado en el que señaló también el reciente cambio de gabinete en medio de la pandemia. 

La calificadora de riesgo también expresó sus dudas sobre el compromiso del gobierno de Carlos Alvarado con la reforma fiscal de 2018, estimando que hay "señales contradictorias del ejecutivo". 

Esa reforma, orientada a contener el déficit, dejó el país con poco margen para hacer frente a la pandemia, y Costa Rica tuvo que pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional. 

Según S&P, el déficit del gobierno podría subir hasta el 9% en 2020, sin experimentar cambios en 2021, con la perspectiva de que las elecciones generales de 2022 desincentiven una "corrección". 

"También esperamos que la deuda general del gobierno suba a un 70% del PIB en 2022", indicó la agencia.