Última Hora

El pánico por el coronavirus ha llegado al extremo en algunos lugares de Australia y Singapur.

Más allá de la exagerada venta de mascarillas, guantes, alcohol y desinfectantes que se propaga por todo el mundo, en Australia y Singapur la psicosis es tal que la gente ha agotado los condones y el papel higiénico, según publicaciones de diversos medios como Daily Mail, The Sun, Mirror y CNN.

Según el medio británico Daily Mail, los australianos han estado comprando condones desesperadamente. 

“En redes sociales circulan fotografías y publicaciones referentes a cómo las personas están vaciando estantes de cajas de condones, los cuales adquieren para usarlos como guantes al momento de oprimir botones de los elevadores, como medida de precaución ante la infección”, mencionó el diario mexicano La Tribuna.

Una usuaria de Facebook, Thanh Thai, de Sydney, compartió una foto de estantes vacíos en una tienda de Australia.

Algunos sugirieron que se trata de una "nueva estrategia de marketing", mientras que otros calificaron la medida de "más que ridícula".

En Singapur, país más afectado del sudeste asiático, donde se han registrado 110 casos del COVID-19, varias personas han compartido imágenes utilizando condones para presionar el botón del ascensor para mantenerse a salvo del virus.

Asimismo, el sitio de ventas online en China, Pin Duoduo, informó que los condones se encuentran entre sus diez productos más vendidos, según Reuters.

#toiletpapercrisis

Pero las excentricidades para combatir el afamado virus van todavía más allá.

La demanda de papel higiénico en Australia ha convertido en tendencia las etiquetas #toiletpapergate y #toiletpapercrisis. Al seguir estas etiquetas se pueden observar fotografías de estanterías vacías y carritos de supermercados abarrotados con rollos de papel higiénico.

De ahí que el diario TN News de ese país promovió una práctica inusual para solucionar el problema: publicó una edición impresa con ocho páginas extra en blanco y solo guías de cortes para que los lectores las utilicen en vez del papel higiénico.

Mientras tanto, las principales cadenas de supermercados australianas incluida la principal cadena del país, Woolworths— se vieron obligados a racionar la venta del papel higiénico después de que los clientes vaciaran los estantes en una oleada de compras nerviosas.