Última Hora

Este próximo 31 de enero vence el plazo para presentar la declaración del Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales o Registro de Accionistas, un requisito al que están obligados todas las las personas jurídicas domiciliadas en el país como sociedades, sucursales de sociedades extranjeras, fundaciones, asociaciones y fideicomisos.

Ese requisito, instaurado el año pasado por el Ministerio de Hacienda mediante un transitorio, busca identificar a todos los accionistas de una sociedad que tengan al menos un 15% del capital social o que tengan control de personas o estructuras jurídicas.

El registro se inició en setiembre del año anterior de manera escalonada. Todas las personas jurídicas tienen tiempo hasta final de mes para presentar esa declaración, de lo contrario se exponen a sanciones económicas y administrativas.

“La normativa establece dos tipos de sanciones, por un lado, a nivel del Registro Nacional, no se podrán emitir certificaciones de personería jurídica, ni inscribir documentos relacionados con las personas jurídicas incluidas en el registro de incumplidores. En esta misma línea, los notarios deben indicar una observación de que la persona jurídica está en incumplimiento cuando emitan documentos notariales”, explicó Adelina Villalobos, abogada de la firma legal BLP.

Además, la Dirección General de Tributación podrá imponer sanciones de hasta un 2% de los ingresos brutos de la persona jurídica en el periodo inmediato anterior, con un monto que oscila entre los tres y los 100 salarios bases (entre ₡350.000 y ₡45 millones aproximadamente).

No presentar la declaración de accionistas no contempla el cierre de una sociedad, sin embargo, al no poder inscribir documentos ante el Registro Nacional la operación normal se vería afectada.

Otro punto importante es que la administración tributaria no dará nuevos periodos de gracia. Una vez cumplido el plazo las personas jurídicas serán notificadas y tendrán tres días hábiles para corregir la situación, de lo contrario serán incluidos en el registro de incumplidores.

El Registro de Accionistas es una iniciativa del Gobierno para combatir el fraude fiscal y la legitimación de capitales.   

Hacienda calcula que en el país existen unas 370.000 personas jurídicas.