Última Hora

Sucesos

Fanal asegura que circulación de licor adulterado no es un problema nuevo

Según Fanal, ente ligado al Consejo Nacional de la Producción, el ingreso de licor adulterado principalmente por las fronteras es una situación muy normal con la que lidian las autoridades

Julio Naranjo Hace 7/12/2019 11:15:44 AM

Para la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) la circulación de licor adulterado no es un problema nuevo en Costa Rica.

Esto luego de que el Ministerio de Salud declarara dos alertas sanitarias luego de la detección de metanol en cuatro clases de licor que se encuentran en el mercado por medio de pruebas de laboratorio.

Las etiquetas identificadas con algún tipo de alteración son las de “Guaro Montano”, “Aguardiente Barón Rojo”, “Aguardiente Timbuka” y “Aguardiente Molotov”.

Según Fanal, ente ligado al Consejo Nacional de la Producción, el ingreso de licor adulterado principalmente por las fronteras es una situación muy normal con la que lidian las autoridades.

“Sabemos desde hace mucho tiempo que hay fábricas de licor de contrabando y que entra alcohol sucio o cargado de metilo por las fronteras”, explicó Rogis Cascante, presidente ejecutivo del CNP.

Lea también: Salud detecta tres nuevas marcas de licor que se comercializan adulteradas con metanol

Cascante agregó que Fanal tiene cerca de 200 barriles que se han decomisado en las fronteras con licor adulterado, el cual eventualmente llegaría a empacadoras clandestinas y luego al mercado.

Una vez que los productos llegan a los distintos comercios, para el consumidor final es muy difícil identificar el original del falsificado.

“El consumo de licores de dudosa procedencia es un problema de salud pública, ya que al final es la CCSS y el Ministerio de Salud los que tienen que incurrir en muchos gastos para la atención de los pacientes por sus graves consecuencias”, señaló Rogis.

Actualmente, Salud investiga 11 posibles casos de intoxicación por licor con metanol que se presentaron desde finales de junio a la fecha. Cinco de los afectados ya habrían fallecido.

En Fanal agregan que aún hay mucho trabajo pendiente por parte de las autoridades para reforzar medidas que permitan contrarrestar esta problemática.

“Lo que es difícil es identificar donde se encuentran las embotelladoras… Por eso debemos coordinar con el Ministerio de Salud y también las municipalidades para poder llegar a estos lugares y lograr los decomisos”, dijo.

Por último, recordó que la Fanal es la única empresa con facultades legales para el destilación y elaboración tanto para el consumo humano como para uso industrial.

“Nosotros como institución no fomentamos el consumo de licor, sino que la función de Fanal es regular la producción de licor de calidad y que no afecte la salud de las personas”, concluyó Rogis.

Las autoridades alertaron que el metanol es una sustancia tóxica, por lo que su ingesta puede provocar desde embriaguez hasta ceguera e incluso la muerte.