Última Hora

Luis Guillermo Solís ofreció esta tarde a los diputados de la Asamblea Legislativa su informe final de labores, el último que rendirá como presidente de la República.

En un discurso que duró poco más de una hora y que resumió en 50.000 páginas su gestión, el mandatario destacó los avances en infraestructura vial y competitividad que realizó su gobierno, pero reconoció también las grandes deudas que quedan en materia de seguridad y déficit fiscal.

“No hemos concretado todo lo que queríamos ni recuperado todo lo que el país debió avanzar en tres décadas, eso es evidente. Sin embargo, sí logramos superar esa sensación de parálisis que corroía la esperanza de recuperar el ritmo de nuestro desarrollo con un sello profundamente costarricense”, afirmó.

El presidente saliente resumió en 100 puntos los principales logros de su gestión, entre los que destacó la construcción del puente Alfredo González Flores (platina), la reactivación del procedimiento de Fecundación in Vitro, la implementamos el Código Procesal Laboral, el tope a las pensiones de lujo, la reducción de los índices de pobreza y el establecimiento de los límites con Nicaragua tras las victorias en el conflicto fronterizo con ese país del norte.

Sin embargo, el mandatario reconoció que no todo fue bueno, pues la sombra de una crisis fiscal existe y se acrecienta, lo mismo que el crecimiento acelerado en los índices de violencia. 

“Existe suficiente evidencia objetiva que da cuenta del manejo responsable y hasta heroico de esta Administración, y particularmente del Ministerio de Hacienda y de la Tesorería Nacional, en el manejo de las finanzas públicas.

“Desafortunadamente, a pesar del afán de responsabilidad fiscal y del buen comportamiento de otras variables significativas de nuestra economía, el deterioro de las finanzas públicas se cierne sobre las expectativas de desarrollo y convivencia social de las y los costarricenses.

“Por mucho que esta Administración desaceleró los gastos, recaudó mucho mejor y evitó un mayor endeudamiento, el problema que experimenta el país corresponde al pago de intereses de una deuda acumulada por diez años”, aseguró.

En este punto, Solís criticó la lentitud con la que avanzó la agenda legislativa durante los últimos cuatro años, un ritmo que dijo no fue suficiente “a pesar de lo apremiante que resultan ciertos proyectos de ley para resolver problemas estructurales y atender algunas de las necesidades de nuestro pueblo”.

“El problema fiscal, además de ser un problema de recursos, también es un problema de tiempos. Cuando esta administración planteó la transformación del impuesto de ventas, en el impuesto al valor agregado, y la reforma al impuesto sobre las rentas, el tamaño del ajuste debía ser del 3% del PIB para cambiar el déficit primario.

“Sin embargo, los años han pasado y la ausencia de decisiones ha pasado la factura. El proyecto de ley de fortalecimiento de las finanzas públicas, apenas depara un 1,9% del PIB, bastante lejano al 3% requerido en setiembre 2015, y todavía más lejano al 6% o 7% de déficit fiscal total, que se proyecta de mantenerse la falta de medidas”, dijo.

El presidente saliente aseguró que esa falta de decisión ya le pasa factura al país, pues el pueblo ya está pagando esa reforma sin siquiera haberse aprobado y “sin recibir beneficios ni poder controlarla”.

“La pagamos con tasas de interés y costos de producción a la alza; y la pagamos en especial con un Estado que debe sacrificar la inversión y la prestación de servicios de calidad”, añadió.

Seguridad

En materia de Seguridad, Solís reconoció que su gobierno tuvo carencias que condujeron a que en 2017 se produjeran 603 homicidios, el nivel más alto de la historia nacional, equivalente a 12,1 por cada 100.000 habitantes. 

La Organización Mundial para la Salud, por ejemplo, considera que más de 10 homicidios por 100.000 habitantes constituyen una "epidemia" de violencia. 

"Durante los últimos años se producido desde Sudamérica un significativo aumento en el tráfico de cocaína (…) Esta situación ha producido en Costa Rica un fenómeno -el narcomenudeo- cuya expresión más evidente es un aumento desproporcionado del crimen violento entre los carteles de la droga locales", agregó.

En el 2015, además, el país se incluyó en el grupo de naciones que experimentaban el mayor lavado de dinero en las Américas.

Aun así, el mandatario destacó esfuerzos puntuales como la aprobación de la Ley de Impuesto a las Sociedades Anónimas para el financiamiento de la seguridad pública, la inversión de ₡51.000 millones en la construcción, remodelación y mejoramiento de 45 delegaciones policiales y de otros ₡60.437 millones ejecutados en adquisición de equipo.

También alabó la construcción de la nueva escuela de policía en Pococí y los esfuerzos por eliminar la amenaza de caer en la lista de países no cooperantes en la lucha contra el lavado de dinero y financiamiento terrorista, esto luego de cumplir con creces los requisitos dictados por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Esta es una lista de 32 de los principales logros del mandato de Luis Guillermo Solís presentados en su última rendición de cuentas:

  1. Reactivamos la economía y alcanzamos niveles de crecimiento sostenidos sobre el promedio de Latinoamérica.
  2. Se logró que las tasas de interés de los créditos se mantuvieran prácticamente congeladas, manteniendo la Tasa Básica Pasiva en el nivel más bajo de los últimos ocho años.
  3. La inflación se mantuvo cerca de cero los cuatro años.
  4. Aumentamos en dos dígitos la recaudación del Impuesto sobre la Renta por tres años consecutivos, lo que no sucedía desde el 2008.
  5. Registramos el mayor crecimiento real de los ingresos del Gobierno Central de los últimos 20 años.
  6. Pusimos tope a las pensiones de lujo, a la revalorización de pensiones de los diputados y se eliminaron otros abusos.
  7. En el 2016, alcanzamos los mayores niveles de ejecución de crédito externo para el desarrollo de obra pública, duplicando la cantidad de recursos invertidos por cualquiera de las anteriores administraciones desde 1994.
  8. Tras quince años de espera, construimos el Centro Nacional de Congresos y Convenciones.
  9. Hicimos nuevo al que llamaban “Puente La Platina”; lo ampliamos a seis carriles y lo nombramos “Puente Alfredo González Flores”.
  10. Impulsamos de manera decidida la conclusión o arranque de proyectos de infraestructura vial rezagados, algunas por décadas: el Arco Norte de la carretera de Circunvalación; los avances en el tramo central de la carretera Naranjo – Florencia; Punta Norte entre Ciudad Quesada y Florencia de San Carlos; el corredor vial Vuelta de Kopper – Chilamate; la carretera y el puente Yolanda Oreamuno entre La Uruca y Jardines del Recuerdo; el inicio de obras de la Ruta 32; la carretera Paquera – Playa Naranjo; la Ruta de la Leche en Nicoya; la Ruta Maleku que conecta los territorios de la zona norte y los 18 kilómetros que faltaban de asfaltar de la carretera a Monteverde.
  11. Dejamos debidamente encaminado el proyecto del Tren Rápido de Pasajeros
  12. Se entregó el Estudio de Emplazamiento y el Plan Maestro del Aeropuerto Internacional Metropolitano de Costa Rica que se ubicará en Orotina de Puntarenas.
  13. Conseguimos una disminución histórica de la pobreza en el país.
  14. Entregamos la mayor cantidad de bonos de vivienda de los últimos 20 años.
  15. Impulsamos e implementamos el Código Procesal Laboral, que fortalece las garantías a los derechos laborales y la resolución alterna de conflictos.
  16. Se pagó más de la mitad de la deuda de la CCSS por un monto de $420 millones. Esto se incluye, además, en el portafolio de inversiones más grande que ha tenido la CCSS, por ₡842 mil millones que permite la construcción de los hospitales de Puntarenas, Turrialba, Cartago, Golfito y otros 196 proyectos de construcción, mejoramiento y equipamiento en todo el país.
  17. Se entregó la Academia Nacional de Policía en Pococí, una obra de 29 edificios.
  18. Restablecimos la aplicación de la Fecundación in Vitro.
  19. Alcanzamos que los comedores escolares funcionen durante vacaciones escolares para atender a niños y niñas de comunidades vulnerables.
  20. Registramos los porcentajes de exclusión educativa más bajos en los últimos 10 años.
  21. Este es el primer Gobierno en la historia del país que denuncia y elimina condiciones abusivas de 17 convenciones colectivas, con ahorros de ₡44.500 millones.
  22. Costa Rica ocupa el primer lugar regional en hogares con acceso a internet, el segundo país con mayor igualdad de género entre los usuarios de internet y el tercero en cuanto a porcentaje de la población con acceso a internet.
  23. Alcanzamos la generación eléctrica renovable anual más alta de las últimas tres décadas y alcanzamos el récord de más días al año sin emplear fuentes contaminantes.
  24. De las 69 obras prioritarias afectadas por el huracán Otto se han finalizado 66, con una inversión superior a los ₡15 mil millones. AyA ya construyó 10 de los acueductos en Upala; los otros 15 ya están en proceso de construcción gracias a la donación de $10 millones de Emiratos Árabes Unidos.
  25. Alcanzamos en el 2017 un histórico 93,9% de cobertura de agua potable en el país, una de las más altas de la región latinoamericana.
  26. Logramos que Costa Rica pasara de un vuelo directo desde Europa a nueve en menos de tres años, se reforzaron las operaciones con mercados prioritarios. Desde 2015, once aerolíneas anunciaron llegadas y aumento de frecuencias.
  27. Impulsamos la aprobación de la Ley de Incentivos para Vehículos Eléctricos.
  28. Se aprobó junto a la Asamblea Legislativa y de las organizaciones protectoras la Ley de Bienestar Animal.
  29. Atendimos humanitariamente a más de 30.000 migrantes irregulares en tránsito por el país.
  30. Establecimos satisfactoriamente los límites marítimos con Nicaragua, gracias a las victorias diplomáticas obtenidas ante la Corte Internacional de Justicia.
  31. Impulsamos la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI con el acceso al seguro y pensiones con el reconocimiento del vínculo de las parejas. Se declaró a todas las instituciones públicas libres de discriminación.
  32. Logramos disminuir la desigualdad con el índice de Gini más bajo en los últimos 7 años, como concluye el Informe Estado de la Nación 2017.