Con 18 años batió a Guillermo Coria en la final. Este domingo, con la temporada de tenis suspendida por el coronavirus, se cumplen tres lustros del primer triunfo de Rafael Nadal en Montecarlo, preludio de su primer Grand Slam en Roland Garros, el inicio de una carrera de leyenda.

Dos años antes, con solo 16, el español ya había revolucionado la ATP al batir al ganador de Roland Garros Albert Costa en la tierra batida del torneo del Principado.

11 títulos y número 2 mundial.

En 2005, con la mayoría de edad, Montecarlo fue uno de los 11 títulos que logró Nadal, ocho de ellos en tierra: Costa do Sauipe, Acapulco, Montecarlo, Barcelona, Roma, Roland Garros, Bastad y Stuttgart.

Finalizó aquel curso de su consagración como estrella del tenis mundial con tres victorias en pista rápida; Canadá, Pekín y Madrid.

Su colección de títulos le sirvió para pasar de ser el 51º de la ATP a finales de 2004 a situarse segundo doce meses después, por detrás de su gran rival Roger Federer.

Tres lustros después, con 33 años, Nadal suma 85 trofeos, 19 de ellos de Grand Slam -a uno del récord de Federer-, con 11 victorias en Montecarlo, incluido un récord de ocho consecutivas entre 2005 y 2012, a las que sumó las tres logradas entre 2016 y 2018.

De 76 partidos jugados al borde del Mar Mediterráneo, Nadal solo ha perdido cinco.

Tras ganar su primer Montecarlo, Nadal se mostraba muy prudente sobre sus opciones en París. "No, no, no... No soy el favorito, es mi primer Roland Garros", decía a los reporteros en su entonces rudimentario inglés, mejorado gracias al método de tomar lecciones de "20 o 30 minutos cada día". 

"Estoy jugando bien ahora, pero no sé si en Roland Garros voy a jugar bien o mal", añadía.

Unas semanas después en la capital francesa Nadal derrotaba a Federer en semifinales y conseguía su primer Roland Garros al batir al argentino Mariano Puerta en la final, remontando un set, el primero de sus históricos 12 títulos en su torneo favorito.

En sus inicios pocos pensaban que Nadal iba a tener una carrera larga, cuando los problemas físicos le lastraban, lo que luego ha sido una constante a lo largo de estos 15 años. 

'Gigante mental y físico'.

La actual crisis mundial del coronavirus ha dejado a Nadal sin su momento de la temporada, la gira de tierra batida, ya que la ATP ha suspendido los torneos desde marzo hasta mediados de julio. Roland Garros se ha salvado al aplazar a septiembre sus fechas, mientras que Wimbledon ha tenido que ser anulado.

Desde aquel lejano 19 de abril de 2005, cuando Nadal alzó los brazos en Mónaco, nunca se ha bajado del Top-10 de la ATP, en la que actualmente ocupa el segundo puesto tras Novak Djokovic.

"Obviamente tiene una mentalidad de campeón, por lo que ha logrado todos estos años en todas las superficies, la manera en la que ha regresado de numerosas lesiones", le dedicó 'Djoko'.

"La resistencia, la intensidad que tiene, cuando salta antes de entrar en la cancha ya te intimida. Es un gigante mental y físico", añadió el serbio.

Andy Murray, otro de sus grandes rivales en su carrera, está de acuerdo: "Diría que Rafa tiene la mentalidad más fuerte, incluso cuando tenía 18 o 19 años, lo que es infrecuente, porque es la cualidad más difícil de adquirir".