Última Hora

París, Francia | Roland Garros, excepcionalmente aplazado a septiembre por la pandemia, conoce sus primeras turbulencias antes incluso de echar a volar, con cinco jugadores excluidos de la clasificación que comienza este lunes, dos por haber dado positivo al covid-19 y otros tres por ser "casos contacto" de su entrenador infectado.

El domingo por la noche, 12 horas antes del arranque de la previa, el Grand Slam publicó un comunicado: "Los cinco jugadores fueron descartados del cuadro de las rondas de clasificación que comienzan mañana y permanecerán en aislamiento durante siete días".

No se precisó la identidad de los tenistas afectados. La clasificación comienza el lunes y finaliza el viernes, dos días antes del arranque de los cuadros principales.

Entre los cinco expulsados, el bosnio Damir Dzumhur, antiguo top-30 y ahora más allá de la 100ª plaza mundial, que paga las consecuencias del positivo de su técnico Petar Popovic, con el que compartía habitación de hotel. Este último padeció el coronavirus con anterioridad, lo que provoca cuestiones sobre la fiabilidad del test.

"Estamos seguros de que es un falso positivo porque mi entrenador tiene anticuerpos", señaló Dzumhur en Instagram. "No fue autorizado a un segundo test, estoy devastado", añadió.

Parecido escenario para el estadounidense Ernesto Escobedo, 172º mundial, fuera de la clasificación tras el positivo de su técnico Lalo Vicencio, que explicó haber "desarrollado anticuerpos contra el virus tras haber sufrido el covid-19 hace algunos meses".

- 900 test practicados -

Según la prensa española, los otros tres expulsados son el uzbeko Denis Istomin, el español Bernabé Zapata Miralles y el serbio Pedja Krstin.

"Se definen las reglas, se decide seguirlas, intentamos mantener los protocolos estrictos", se defiende la Federación Francesa de Tenis (FFT), organizadora del torneo.

En total 900 test fueron practicados entre jugadores, jugadoras y sus equipos técnicos, entre jueves y domingo. Pero el primer balance anunciado el domingo por la noche solo concernía a la clasificación masculina, por lo que no es descartable nuevos positivos en la femenina, cuyo sorteo está previsto este lunes.

A menos de una semana del arranque de los cuadros principales surge otra cuestión: Con la situación sanitaria degradándose en Francia, ¿hay opciones de que el torneo se juegue a puerta cerrada?

"La limitación del número de participantes en los grandes eventos deportivos forma parte de las nuevas medidas, más restrictivas, al estudio en función de la evolución de la situación en los próximos días", señaló el director de la agencia regional de la salud de Ile-de-France, Aurélien Rousseau, en el diario Journal du Dimanche.

El Grand Slam francés ha visto como su primera previsión de contar con 20.000 espectadores fue primero rebajada a 11.500 y luego a 5.000 por día como máximo.