Última Hora

Bartolomé Bireta y su esposa llegaron a Limón en 2006 y desde entonces decidieron no volver a su natal Polonia.

Aquí emprendieron un negocio propio, ahora son dos polacos vendiendo comida japonesa en Costa Rica.