Última Hora

Sander es uno de esos personajes que cuando uno lo ve en la calle no pasa desapercibido.

Su singular pañuelo en la cabeza, sus tatuajes en sus brazos, el estilo de caminar pero sobre todo su forma de hablar hacen de Sander todo un personaje.

Lo conocen como el poeta del pueblo, gracias a sus rimas y poemas que nacen de su inteligencia y espontaneidad.

Este vecino del Barrio Fátima en Patarrá de Desamparados logro superar su adicción a las drogas y el alcohol. Su testimonio es un ejemplo de que cuando se quiere se puede.