Última Hora

Autoridades estadounidenses tomaron control de los sitios web de los medios estatales iraníes, Press TV y Al Alam, y del canal de televisión Al Masirah de los rebeldes hutíes de Yemen, según mostraron este martes comunicados colgados en esas páginas.

Cada sitio mostraba una única página con un comunicado que decía que "ha sido tomado por el gobierno de Estados Unidos" y hacía referencia a sanciones estadounidenses, acompañado con los emblemas de la policía federal FBI y el departamento de Comercio.

La Radiotelevisión de la República Islámica de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), empresa matriz de Al Alam, indicó que otros sitios, incluyendo una emisión dirigida por palestinos y un canal cultural y religioso en árabe, también fueron bloqueados.

IRIB acusó a Estados Unidos de atentar contra la libertad de expresión y de unir fuerzas con Israel y Arabia Saudita "para bloquear medios prorresistencia que exponen los crímenes de los aliados estadounidenses en la región".

El portavoz del departamento de Estado, Ned Price, declinó hacer comentarios e indicó que el departamento de Justicia pronto daría información.

LuaLua TV, de Baréin, un canal de grupos opositores con oficinas en Londres y Beirut, fue también bloqueado, según un corresponsal de AFP en la región.

En Yemen, el sitio de la página política de los hutíes condenó "este acto estadounidense de piratería y confiscación de derechos de autor".

"El gobierno de Estados Unidos está prohibiendo al sitio web Al Masirah sin justificación ni aviso previo", dijeron.

Al Masirah rápidamente armó otro sitio web pero cambió su dominio .net por .com.

Entretanto LuaLua y Al Masirah siguieron emitiendo nuevos programas, dijeron periodistas de AFP.

Washington mantiene estrictas sanciones contra Irán debido a su programa de armas nucleares y a su supuesto apoyo a grupos terroristas.

Cientos de organizaciones e individuos iraníes han sido blanco de sanciones estadounidenses. Esos castigos prohíben a estadounidenses hacer negocios con las empresas señaladas.

La decisión fue tomada cuando el gobierno de Joe Biden busca restaurar el acuerdo de 2015 entre Teherán y seis grandes países que estableció el congelamiento del programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones.

En 2018 el entonces presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos de ese acuerdo por considerar que los iraníes no cumplían los  compromisos asumidos.