Última Hora

El servicio de Twitter pareció restablecerse la noche del jueves tras una falla técnica que provocó una interrupción global de casi dos horas en la red social utilizada por cientos de millones de personas en el mundo.

Twitter había anunciado a las 22H25 GMT que intentaba resolver una falla mundial, en una noche en la que los dos aspirantes a la Casa Blanca participaban de sendos importantes eventos televisivos simultáneos.

El incidente marcó un nuevo revés para la red social, que enfrenta acusaciones de parcialidad tras su decisión de bloquear un artículo crítico hacia Joe Biden, el candidato demócrata a la Casa Blanca.

"Sabemos que las personas tienen problemas para tuitear y usar Twitter. Estamos buscando resolver este problema lo más rápidamente posible", había dicho un portavoz del grupo californiano a la AFP.

En torno a las 23H40 GMT, ya era posible realizar ciertas funciones, como retuitear, pero muchos usuarios aún no podían enviar un nuevo tuit.

A cada intento, salía un mensaje de error: "Algo salió mal, pero no se preocupe - démosle otra oportunidad".

Según downdetector.com, usuarios de todos los continentes habían previamente reportado que no podían usar la plataforma, pero los fallos estaban concentrados en las costas este y oeste de Estados Unidos, así como en Japón.

El problema parece haber comenzado en torno a las 21H30 GMT.

"Continuamos monitoreando mientras nuestros equipos investigan. En breve, más actualizaciones", se podía leer en la interfaz de programación de la aplicación.

Este fue el último fallo técnico que dejó a Twitter fuera de servicio tras una interrupción de una hora en julio de 2019, otra que duró varias horas hace un año y aún otra en febrero.

Más preocupantes fueron los ciberataques en plataformas populares como Twitter.

En julio, fue víctima de un ataque espectacular cuando se piratearon las cuentas de estadounidenses prominentes, incluido el expresidente Barack Obama; el fundador de Amazon, Jeff Bezos; el fundador de Microsoft, Bill Gates; y el jefe de Tesla, Elon Musk.

El hackeo afectó al menos a 130 cuentas, con tuits publicados por los intrusos para que las gente enviara 100.000 dólares en Bitcoin, supuestamente a cambio del doble de la cantidad enviada.

Desde entonces, varias personas han sido inculpadas por el ciberataque.

En septiembre de 2019, Twitter experimentó un breve pero vergonzoso ataque: la cuenta de su fundador, Jack Dorsey, fue hackeada y allí publicaron mensajes ofensivos.