Última Hora

Llevar a reparar un teléfono celular puede resultar más costoso de lo que usted cree si no toma las precauciones necesarias.

Muchas veces un simple cambio de accesorio o mantenimiento del software realizado por personas no capacitadas puede generar daños graves en su teléfono.

Incluso si está en garantía puede perder el respaldo al ser manipulado por un tercero.

La reparación en un centro de servicio autorizado puede resultar más barata ya que las casas matrices fabrican sus propios repuestos.

Además el personal que brinda el mantenimiento está calificado y certificado para brindar toda la atención a su teléfono.