Última Hora

Tectoc para Teletica.com

La noticia del domingo cayó como balde de agua fría para muchos y generó una inmensa confusión.

Gran cantidad de usuario Huawei creyeron que sus teléfonos se apagarían o que Android se iba a desinstalar de sus dispositivos, eso no va a pasar.

Google confirmó que los teléfonos Huawei con Android que actualmente están activos seguirán funcionando y continuarán teniendo acceso a la tienda de aplicaciones. Además, contarán con protección de seguridad.

Desde el domingo Tectoc consultó a la oficina local de Huawei para que dieran su versión. Este lunes nos llegó un comunicado que indica lo siguiente:

“Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento del ecosistema de Android alrededor del mundo. Como uno de los colaboradores clave de Android, hemos trabajado de cerca con su plataforma de código abierto para desarrollar un sistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios.

Huawei continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicio post venta a todos los productos existentes de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor, incluyendo los que ya han sido vendidos y los que se encuentren disponibles a la venta.

Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sustentable para poder ofrecer globalmente la mejor experiencia a todos los usuarios.”

La respuesta de Huawei busca llevar un poco de paz a sus usuarios, les asegura que seguirán teniendo servicio en sus dispositivos.

Lo que sucede es que hasta ahora, ni Google ni Huawei se han referido sobre lo que pasará a futuro.

Aún no sabemos si próximos modelos tendrán la plataforma de código abierto de Android con una tienda de aplicaciones propia de Huawei. Tampoco sabemos si la marca china desarrollará su propio sistema operativo (posibilidad que se ha rumorado desde hace mucho).

Lea más: El fin de Android en Huawei, una conmoción para el mercado de "smartphones"

Lo que si es cierto es que con este tema dentro de la guerra comercial entre Estados Unidos y China todos pierden.

Los usuarios salen perjudicados, Huawei tendrá limitaciones para uso de Google a futuro y de actualizaciones en este momento y finalmente Google pierde como cliente al segundo mayor fabricante de celulares en el planeta.