Última Hora

El gobierno de Corea del Sur anunció que tomará medidas para aumentar las regulaciones de seguridad de las baterías de los dispositivos móviles, tras haber concluido su investigación de las explosiones sufridas por los aparataros Galaxy Note 7 de Samsung.

El Ministerio de Comercio, Industria y Energía explicó en un comunicado de prensa que pretende “fortalecer las reglas de seguridad durante la producción de baterías de litio y el sistema de retiro de celulares defectuosos”.

La investigación gubernamental concluyó que los accidentes del Note 7 pudieron prevenirse si los productores de las baterías hubieran contado con procesos de producción más robustos y un mejor manejo de calidad del producto.

La investigación interna de Samsung y otra independiente "concluyeron que las baterías fueron la causa de los incidentes del Note 7", dijo la compañía en un comunicado.

"Nosotros asumimos las responsabilidades por los fallos a la hora de identificar y verificar los problemas originados en el diseño y la manufactura de las baterías", dijo la marca surcoreana. 

"Queremos disculparnos sinceramente por las molestias y las preocupaciones que hemos causado a nuestros consumidores", dijo en enero, Koh Dong-Jin, director de la unidad de móviles. 

Para evitar incidentes de este tipo el gobierno coreano pedirá a los productores certificaciones de seguridad en los procesos, no solo chequeos de este tipo.

El Gobierno también busca incluir nuevas pruebas de calidad de los móviles antes de que estos lleguen a los consumidores.

Finalmente el Ministerio aseguró que las nuevas regulaciones serán incluidas y diseñadas en conjunto con la industria y los grupos de protección al consumidor, para evitar la influencia de las nuevas reglas en el mercado.