Última Hora

Tres hombres fueron detenidos por la Policía Municipal de Escazú (PME) mientras conducían un vehículo al que luego se le encontraron armas y posible cargamento de drogas.

La detención ocurrió al mediodía de este jueves entre San Antonio y San Miguel de Escazú, en el centro, a la altura de la esquina conocida como El Mundo del Pan.

Los sujetos son un extranjero de apellido Solano, y dos ticos de apellidos Esquivel y Aragón, todos viajaban a bordo de un pickup.

Fue gracias a una llamada anónima, que alertaba sobre un supuesto robo de vehículo a mano armada, que las autoridades realizaron el operativo.

De acuerdo con la Policía Municipal de Escazú, de inmediato, el Sistema de Video Protección -Monitoreo- le da seguimiento, avisa a las unidades y logran interceptarlo.

“Una vez reducidos a la impotencia, se procede a verificar la noticia criminis y a revisar el vehículo superficialmente (desde afuera), acción en la que se logran divisar dos armas de fuego.

“Dado ese hallazgo y aprovechando que la Unidad Especializada K9 de la Policía Municipal de Escazú y se encontraba en el sitio y de acuerdo con nuestro protocolo, se decide hacer la inspección canina para ver si se transportó droga en algún momento”, indicó la Policía Municipal de Escazú.

Según comentó la PME, el perro marcó positivos tres puntos, sobre todo debajo de los asientos, razón por la que piden dirección funcional a la Fiscalía. La autoridad judicial ordenó mantener a los detenidos, decomisar el vehículo, y proceder a la revisión minuciosa del mismo en coordinación con la Sección de Estupefacientes del OIJ.

Las autoridades encontraron 10 bultos que, tras las pruebas de campo, arrojaron resultados positivos por clorhidrato de cocaína.

Estos estaban escondidos entre el chasis y los asientos. Además, encontraron dos armas de fuego, una está registrada a nombre de un extranjero que no se encontraba entre los detenidos y la otra no estaba registrada.

También decomisaron dinero en efectivo en colones y dólares, y varios teléfonos celulares.

Todo quedó a las órdenes del OIJ Sección de Estupefacientes y la Fiscalía de Narcotráfico.