Última Hora

El cuerpo de María Lourdes Dávila Moreno, una madre de 26 años y quien en apariencia tenía pocos meses de embarazo, fue encontrado completamente ensangrentado en el piso de un consultorio médico en Heredia, el 21 de agosto del 2012.

Aquel día, los vecinos y personas que pasaban por el lugar sabían que algo no andaba bien dentro del consultorio del doctor de apellido Aaveedra, de 31 años. 

Ese mismo día, el médico fue detenido como el principal sospechoso de la muerte de la mujer, pero tan solo días después, se encontraba en libertad una vez más.

Lo hizo luego de pagar 25 millones de colones de fianza, que pagó con un depósito de 12 millones y medio de colones, y el resto con un bien inmueble que no fue especificado.

Esto para no descontar los seis meses de prisión preventiva que solicitaba el Ministerio Público.

Ya ha pasado año y seis meses desde el día que ocurrieron los hechos, y el caso aún no llega al Juzgado Penal para que se decida si se eleva a juicio o no.

En el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se confirmó que el informe de la investigación fue entregado un mes y medio después del homicidio. De eso hace un año y cuatro meses.

Mientras que en el Ministerio Público se nos confirmó por medio de la oficina de prensa que la próxima semana podría estarse entregando la acusación formal ante el juez, para que determine qué procede.

Según el Ministerio Público, días atrás, las partes fueron notificadas para que se pronunciaran sobre si querían o no presentarse como querellantes.

Pero además, el próximo lunes hay una apertura de prueba pendiente en los Tribunales de Heredia, que podría favorecer y fundamentar el trabajo del Ministerio Público por el delito de homicidio calificado que se le acusa.

Cuando la acusación formal se encuentre, nos daremos cuenta si se eleva a juicio y si se da fecha para el debate en los próximos meses.