Última Hora

Uno de los principales testigos de un caso por corrupción en donde figura como investigado el expresidente del Perú, Alejandro Toledo, preside tres sociedades anónimas en Costa Rica, con las cuales se habrían ocultado 6,5 millones de dólares al parecer producto del pago de sobornos.

Se trata del peruano-israelí Sabih Saylan quien ha visitado Costa Rica, según la Dirección de Migración, unas cinco ocasiones desde el 2011.

La más reciente entre el 14 y el 28 de octubre del 2015.

Saylan es la mano derecha de otro israelí llamado Yosef Maiman, que según los medios peruanos está relacionado con Toledo, quien es investigado en ese país por recibir casi 11 millones de dólares en supuestos sobornos.

Desde el 2013, en Costa Rica, se congelaron cerca de 6,5 millones de dólares en cuentas a nombre de dos sociedades anónimas como parte de una investigación por corrupción y lavado de dinero.

Esas sociedades han cambiado de directivos en los últimos años, lo que llama la atención de las autoridades.

Saylan preside hoy dichas sociedades anónimas y declaró ante la Fiscalía de ese país que:

"Sobre la conformación de Ecoteva en Costa Rica, en este caso sobre el manejo de fondos privados, el señor Maiman trabaja en que las empresas sean constituidas por terceros en las que él tenga el control a través de acuerdos de manejos de fondos".

"Mí función fue de transferir los fondos de los bancos (a nombre de Ecoteva) a las cuentas del señor maiman y (de la empresa) merhav"

Saylan figura en la sociedad anónima que desde el 2013 genera investigaciones en Costa Rica y perú.

Se trata de Ecoteva Consulting Group que en un primer momento fue presidida por la suegra del expresidente del Perú Eva Fernanburg.

En una declaración ante la fiscalía de Perú el abogado costarricense quien confirmó Ecoteva, Melvin Rudelman aseguró que se reunió en dos ocasiones en San José con el exmandatario, quien le solicitó crear dicha sociedad.

Saylan también figura en Ecostate Consulting donde según el Registro Público se dio un movimiento en los directivos pues anteriormente era presidia por el exjefe de seguridad de Toledo y quien según las investigaciones en ese país habría gestionado trámites bancarios en el Scotiabank de Costa Rica.

Saylam aparece en la sociedad Quality Cleanners que también tuvo un cambio de directivos en los últimos años y tras el inicio de las investigaciones.

Telenoticias supo que la Fiscalía costarricense abrió en el 2013 una causa contra la suegra de Toledo, sin embargo se solicitó una desestimación debido a que para probar un delito de lavado de dinero se requiere un delito precedente el cual está siendo investigado en Perú.

A pesar de la desestimación, la Fiscalía de Costa Rica está colaborando con la del Perú en la búsqueda de información y la remisión de pruebas.

Las autoridades ticas creen que Costa Rica es apenas una pequeña parte de un gran esquema de lavado de dinero que se gestó en ese país, por lo tanto consideran que el mismo debe ser investigado y juzgado por las autoridades de ese país.