Última Hora

Familiares de los siete acusados de asesinar al ambientalista Jairo Mora esperaron afuera de una de salas de los Tribunales de Justicia de Limón el resultado de la audiencia de prisión preventiva.

Tras casi tres horas el Juzgado Penal de Limón amplió la prisión preventiva de los sujetos por seis meses más pero estableció un límite de hasta 90 días para que la Fiscalía termine la investigación y acumule las pruebas que consideren para presentar una acusación.

Los sospechosos son cinco costarricenses y dos nicaragüenses de apellidos Cash López y Arauz Martínez.

Todos fueron trasladados de nuevo a la Cárcel Sandoval de Limón.

A criterio de la Fiscalía el caso es muy sólido y se mantiene la tesis de que los sospechosos mataron a Mora para asaltarlo aunque medió también el hecho de que tenían un disgusto por su labor de protección de las tortugas.

Varios mensajes de texto, cruces de llamadas y una investigación exhaustiva por parte del Organismo de Investigación Judicial de Limón, delató a los sospechosos de asesinar al biólogo, hecho ocurrido la madrugada del 31 de mayo pasado en la playa de Moín.

En el expediente judicial constan estudios realizados por la policía judicial de los teléfonos celulares que los sospechosos robaron en dos diferentes asaltos.

De hecho, se contabilizan más de 100 intercambios de llamadas telefónicas (entrantes y salientes) realizadas con celulares de las víctimas.