Última Hora

Expertos del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica tienen identificados 22 puntos vulnerables a deslizamientos en la Ruta 27 (San José-Caldera).

Los derrumbes ocasionados por las fuertes lluvias la noche del martes, entre los kilómetros 38 y 48, corresponden a tres zonas que se habían señalado desde el año 2015.

“Estos lugares reportados, ya desde hace varios años, son sitios que están sometidos a un fenómeno conocido como drenaje ácido de rocas. Esto lo que hace es que, producto de las lluvias, se empieza a debilitar el material de concreto lanzado y acero que se coloca”, indicó Roy Barrantes, coordinador de la Unidad de Gestión y Evaluación de la Red Vial Nacional.

Barrantes señaló, además, que “a la concesionaria ya se le han hecho las advertencias de que este material no resulta competente para poder mantener la estabilidad de estos puntos”.

Durante algún tiempo, el Lanamme ha presentado informes indicando sobre el peligro potencial que existen en estos sitios.

“Ahora lo que vemos en esta ruta es el derrumbe de gran magnitud en uno de esos puntos señalados, ya que ante las lluvias el material ha perdido su capacidad de soportar el peso de los taludes. Hasta la fecha, tenemos identificados cerca de 22 puntos con problemas de deslizamiento entre Ciudad Colón y Orotina”, agregó Barrantes.

Este miércoles, la Ruta 27 continúa cerrada luego de la caída de material sobre la vía en el sector de Escobal.   

Globalvía, concesionaria de la ruta, continúa los trabajos de limpieza para habilitarla cuanto antes.

A esta hora (12:32 p.m.) el paso por el lugar, en ambos sentidos, está cerrado.

"Los derrumbes de la semana pasada son consecuencia de la saturación de los suelos producto del huracán Eta, que así como afectó la mayoría de las rutas nacionales, la Ruta 27 no ha sido la excepción. En la caída de material se ha intervenido de manera inmediata interrumpiendo el paso en un plazo no mayor de un día", señaló Globalvía. 

Declaraciones de Roy Barrantes, coordinador de la Unidad de Gestión y Evaluación de la Red Vial Nacional, Lanamme: