Última Hora

Monteverde está aislado y sus pobladores no tienen agua, electricidad ni comida por los derrumbes que bloquearon accesos tras las intensas lluvias que han caído sobre el país en las últimas 48 horas.

Los residentes de la zona claman por ayuda, porque además de los derrumbes, las lluvias arrancaron pedazos de carretera.

En los locales se acabaron las candelas y los dos supermercados que aún permanecen abiertos ya están a poco de cerrar ante la escasez de bienes de primera necesidad.

Adicionalmente, la zona no tiene Internet y las telecomunicaciones son precarias. Y la situación no es halagüeña para los hoteleros porque hay numerosos turistas allí que tampoco pueden salir.

Lea también: 

Número de muertos por tormenta tropical Nate aumenta a 10 en Costa Rica