Última Hora

Luego de tres días de luchar contra el mal tiempo y el mar, la mañana de este viernes oficiales de Guardacostas pusieron en tierra la embarcación.

El martes fue encontrada en Boca Ganado de Sierpe en Osa mientras flotaba en el mar.

Por su apariencia las autoridades creyeron que se trataba de un semisumergible como los que en otras ocasiones han decomisado en el Pacífico e incluso el Caribe.

Vea también: Autoridades lograron por fin llevar a tierra semisumergible encontrado en Osa

Pero, tras la revisión en tierra, de determinó que se trata de una lancha con modificaciones para que navegue casi tan desapercibida como un sumergible.

La principal variante es que tiene una cobertura que la hace ver como una embarcación que navega bajo el agua.

Tiene siete tanques de combustible distribuidos a lo largo del casco y le habían instalado dos motores fuera de borda de 50 caballos de fuerza cada uno.

Precisamente, las características de esos motores es lo que entre otras cosas, impedía que la lancha se sumergiera por completo.

Esta lancha quedará en la base naval de Guardacostas en Quepos durante varios días, para que sea objeto de análisis por parte de la Policía de Control de Drogas.

Las autoridades consideran que están en presencia de un nuevo tipo de aparato que usan los narcos para mover droga entre Colombia y México.

Incluso por su forma, le denominan lacha estilo hoja de daga.

Pese a que la embarcación estuvo a la deriva varios días y de que fue azotada por el mar, los tanques todavía almacenaban más de la mitad de combustible.

La policía de Guatemala decomisó este viernes en el Pacífico una lancha idéntica a esta, lo que ratifica que estos navíos se convierten en la nueva forma de trasegar droga entre sur y Centroamérica.