Última Hora

Guardacostas de nuestro país y de Estados Unidos lograron rescatar a siete náufragos cuyos barcos se hundieron en el Pacífico sur.

El hecho se presentó este martes a 100 kilómetros de las costas nacionales. Las autoridades rescataron a cinco costarricenses, un nicaragüense y un colombiano.

De acuerdo con el comisario Martín Arias, director del Servicio Nacional de Guardacostas, el primero de estos casos fue reportado a la 1:15 de la madrugada del martes, cuando ingresó una alerta en la que se indicaba que, a 56 millas náuticas, es decir 103 kilómetros, de Cabo Matapalo, frente al Golfo Dulce, en el Pacífico sur, se estaba hundiendo un barco pesquero.

Según la alerta, se trataba del barco pesquero de nombre Río Bravo III, con matrícula de Golfito GPC-8934, de aproximadamente 30 pies, cuyos tripulantes apenas pudieron tener tiempo de llamar vía teléfono satelital para reportar su situación.

Los ocupantes del barco Río Bravo III se mantenían en faenas de pesca desde el pasado 20 de octubre, fecha en que habían zarpado de Puntarenas con provisiones para un mes, pero a raíz de las malas condiciones del tiempo que prevalecían en el Pacífico sur, su nave terminó naufragando.

“Debido a que cerca del punto del hundimiento no había ninguna nave del Guardacostas, de inmediato el Centro de Operaciones de este cuerpo policial empezó a realizar coordinaciones con la Guardia Costera de Estados Unidos, quienes enviaron una fragata para que rescatara a los cuatro pescadores costarricenses”, informó Arias.

Los pescadores fueron identificados como Melvin Canales Carrera, Gonzalo Chaves Jiménez, Darwin Alfaro Alfaro y Edelberto Chávez Pérez, los cuales fueron subidos a bordo de la citada fragata a las 10:20 a.m. del martes.

“Dado que la nave se encontraba hundida casi en su totalidad a la llegada de la fragata estadounidense, no se pudo hacer nada para ponerla a flote, pues la prioridad era salvar la vida a sus cuatro ocupantes, quienes en ese momento estaban luchando por sobrevivir al naufragio”, explicó el Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

De acuerdo con la oficina de prensa del MSP, los guardacostas estadounidenses les proveyeron de ropa, así como agua y alimentación, tras lo cual se inició una coordinación para que una lancha del Guardacostas costarricense los trasladara hasta Golfito. 

Segundo naufrágio

A pocas horas de darse esta alerta, a las 10 a. m. del mismo martes, las autoridades recibieron otro pedido de auxilio por parte de los tripulantes de otra embarcación costarricense.

Esta vez se trataba de una lancha de pasajeros de nombre El Pinino I, con matrícula de Golfito PG 9457, la cual también se acaba de hundir, pero en aguas panameñas, a unos 151 kilómetros de punta Burica, en el Océano Pacífico.

La misma fragata que había salvado a los ocupante del Río Bravo III procedió a rescatar a los ocupantes del Pinino I, quienes fueron identificados como Lenni Daniel Gómez, nicaragüense, Sergio Lozano, de nacionalidad colombiana y Rudy Mena Anchía, quien era el único costarricense del grupo, según informó el MSP.

La Guardia Costera hizo contacto a la 8:30 de la noche del martes con la lancha GC 33-02 de la Estación de Guardacostas Golfito, la cual los llevó sanos y salvas hasta el citado puerto dos horas después, a las 10:25 de la noche.

Rescatan a pescadores que estaban a la deriva

Un tercer rescate tuvo lugar la noche del martes en aguas del Pacífico Central, ya que a las 6:51 de la tarde el Guardacostas recibió una alerta acerca de que un barco pesquero de nombre Keity Scarlett, con matrícula de Puntarenas P-10094, el cual se encontraba sin propulsión y a la deriva frente a las costas de Savegre, cantón de Quepos.

“Dado el riesgo que corrían al encontrarse de noche, con fuertes oleajes y a la deriva, de inmediato la embarcación GC 45-2 de la Estación de Guardacostas de Quepos se desplazó en su auxilio, logrando llevar hasta la bahía de Quepos sanos y salvos a todos los tripulantes de ese barco a efectos de que realizaran las reparaciones correspondientes”, informaron los Guardacostas.

Los pescadores fueron identificados como Gerardo Jesús Medina Reyes, Efraín Obando Rocha y Gilbert Primitivo Ugalde Pizarro, quienes son del puerto de Puntarenas.