Un grupo de guardacostas, surfistas y guardavidas voluntarios trabajaron rápidamente en conjunto para salvar la vida de una familia de 8 integrantes, que fueron arrastrados por una corriente marina en Parrita, Puntarenas. 

El incidente se reportó al 9-1-1- durante la mañana de este sábado, a eso de las 8:28 a.m., que indicaba que una familia había sido arrastrada por el mar en Playa Bejuco, frente al residencial Málaga.

Rápidamente, se utilizó una lancha GC 38-16 de la Estación de Guardacostas de Quepos. Los guardacostas encontraron a dos personas en el agua, asistidos por surfistas. 

Las otros seis miembros de la familia lograron salir con vida gracias a la colaboración de surfistas y guardavidas voluntarios que han sido capacitados por la Academia Nacional de Guardacostas.