Última Hora

Presentar una prueba falsa de COVID-19 para salir del país podría llevar a la persona a la cárcel, si se comprueba que cometió un delito.

Según el Artículo 365 del Código Penal, será castigado con una pena de uno a seis años de prisión quien hiciere uso de un documento falso o adulterado.

El Ministerio Público confirmó, este lunes, que al menos 24 personas fueron detenidas, durante la última semana, en el Aeropuerto Juan Santamaría cuando se disponían a salir del país con una prueba falsa de COVID-19.

Alejandro Araya Vargas, fiscal Adjunto de Alajuela, señaló que la persona involucrada en dicho acto puede configurar el delito de uso de documento falso. 

“A través de una coordinación con el Ministerio de Salud y el Servicio de Vigilancia Aérea con los laboratorios de los cuales vienen membretados los documentos de los test, hemos podido verificar que la prueba no salió de ese laboratorio o que nunca se recibió a la persona para la aplicación del examen”, indicó Araya.

Las personas que han sido detenidas, a la fecha, fueron procesadas mediante la modalidad expedita de flagrancia.

“Una vez en la audiencia ante el Tribunal, la mayoría de los casos se han resuelto con salidas alternas que evitan la realización de un juicio, como conciliaciones y suspensión del proceso a prueba. En estos casos, dichas alternativas que establece la legislación permiten que la persona imputada repare el daño causado a raíz del delito, con la donación de insumos necesarios para organizaciones de bien social, que les ayudan a cumplir sus labores”, comentó el fiscal.

Algunas de las personas involucradas acudieron, sin saberlo, a lugares no autorizados para la realización de las pruebas COVID-19.

Cada prueba de COVID-19 tiene un valor de entre $100 y $150.

El Ministerio Público hace un hace un llamado a todas las personas a informarse y pagar el servicio únicamente en los laboratorios avalados por el Ministerio de Salud.