Última Hora

Pese a la intensa búsqueda realizada por el OIJ en el 2018, el cuerpo de la joven Odalia Ramírez Barrantes, de 23 años nunca apareció.

La última vez que se vio con vida fue el 18 de noviembre del 2018 luego de que ella tuviera una discusión con su pareja sentimental, un oficial municipal de la zona de Santa Cruz en Guanacaste y de apellidos Córdoba Núñez.

El sospechoso del crimen se entregó ante la Fiscalía en febrero del año pasado alegando a las autoridades que colaboraría con el caso de la desaparición de su esposa, desde ese entonces está en prisión.

La Fiscalía de asuntos de género de Santa Cruz acusa al hombre de homicidio y el juicio por este caso iniciará el martes 18 de agosto.

La mujer trabajaba como cajera en una pulpería y era vecina del sector conocido como Panamá en Santa Cruz.

Al parecer, la pareja tenía más de un año de tener una relación.