Última Hora

Un oficial de la Fuerza Pública de San Rafael Debajo de Desamparados persiguió y detuvo, la noche del jueves, a un nicaragüense que hacía “candados chinos” a los peatones para robarles sus pertenencias.

Se trata de un llave que se hace por la espalda de la víctima, sujetándola del cuello hasta casi asfixiarla para reducirla a la impotencia.

La Fuerza Pública intervino rápidamente tras una alerta de atraco y fue identificado por una de sus víctimas.

El detenido fue identificado con el apellido Aguirre, de 27 años, quien permanece a la orden de la Fiscalía. Se analiza su situación migratoria.