Última Hora

Seis años de angustia terminaron con una sensación de justicia a medias para una familia de Quepos.

El hijo menor de la pareja fue sustraído el 25 de mayo del 2011 mientras estaba bajo el cuidado de la abuela.

Una mujer de apellidos Bermúdez Bustos aprovechó la confianza que le tenía la familia y se llevó al pequeño, que para esa época tenía 4 meses.

La sospechosa del robo acordó con su pareja de apellidos Martínez Gutiérrez que se verían en un hotel en San José para esconder al infante; luego, se fueron a un apartamento que alquilaban en Guachipelín de Escazú.

El 30 de mayo de ese año el menor fue recuperado en ese sitio y, desde entonces, empezó un largo camino para llegar a juicio.

Este lunes el hombre fue condenado por el Tribunal Penal de Quepos a 12 años de cárcel por la sustracción del menor. 

Para los padres del pequeño, quien actualmente está en el kínder, la condena es una satisfacción a medias, ya que la autora de la sustracción está libre.

La mujer solo se presentó a una audiencia y días antes del juicio desapareció de Quepos. 

La sospechosa fue declarada en rebeldía y se giró orden de captura en su contra.

Si alguien tiene información de su paradero puede remitirla a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645.