Última Hora

Las fuertes lluvias de esta semana -producto de una onda tropical- dejaron sin agua a más de 700 residentes de Arenal Viejo, en Tilarán, Guanacaste.

La situación empeora porque el acceso entre Río Chiquito y Viejo Arenal está bloqueado por un derrumbe que cayó ayer.

Mientras tanto, en estos momentos hay 13 personas -de ellas cinco menores de edad- en albergues instalados para atender a los afectados por los derrumbes, que dañaron unas ocho viviendas.

La Comisión Nacional de Emergencias mantiene la alerta amarilla en el cantón de Tilarán y además advierte del riesgo de avalancha que existe en las zonas afectadas, especialmente Viejo Arenal.

Los deslaves de este jueves afectaron especialmente la escuela unidocente y el Ebais de Viejo Arenal, siendo estas las estructuras más afectadas.

Lea también: Fotos aéreas muestran magnitud de los derrumbes en Tilarán.